Identidad- Imagen como motor de cambio.

El cuidado de la imagen como motor de cambio.

 

Voy a intentar explicaros cómo mejorar nuestro autoconcepto,  comprendiendo el efecto bidireccional entre la imagen externa y nuestro mundo interno.

 

Insisto, en que la imagen personal es la forma en que nos comunicamos, es la proyección hacia el exterior del Yo, (quién soy), el medio a través del cual interactúo con los demás. Es todo aquello que representa quiénes y cómo somos, lo que mostramos al exterior de forma consciente e inconsciente. *(Entendiendo como “imagen personal”, el cuerpo, el vestuario, el lenguaje verbal y no verbal)

 

Es por ello, que cuando nos observamos y apreciamos el poder de este singular lenguaje, podemos comenzar a plantearnos cambios.  Cambios en nuestra evolución personal: Mejora de la autoestima,  mejora física, mejora en la comunicación interpersonal, creación de nuevos hábitos más saludables, transformación de algunas creencias etc…

 

Es mucho más sencillo de lo que nos hacen creer…    

 

”Si nos vemos bien, si nos gusta nuestro aspecto, si sentimos que nuestra imagen representa nuestros valores y creencias, nos aporta coherencia y seguridad”

 

Y del mismo modo, “si estamos a gusto con lo que hacemos, nuestros conflictos internos están en equilibrio y nuestros objetivos y prioridades están enfocados, nuestra imagen también proyecta esa serenidad”

 

El malestar deviene cuando alguno de los elementos ya sea externo o interno está por descubrir o definir… 

 

Os cuento un poquito más, a mí me gusta hacer la analogía con un iceberg.

 

La parte profunda del iceberg, la que está sumergida en el agua,  es la estructura que engloba  las características psicológicas de una persona,  abarca el mundo interno: estructuras mentales, gustos, valores, estados de ánimo, emociones, necesidades, deseos, carácter, temperamento y un largo etc.

 

La punta del iceberg, la parte que sobresale del agua, es la “(Imagen personal)”, el aspecto, la forma, el estilo.  

¿Y por qué os hablo de direccionalidad?

 

Porque nos ayuda a comprendernos  mejor.  

 

- Desde dentro percibo: cómo me siento, cuáles son mis objetivos, valores, habilidades, inquietudes etc. y las transfiero hacia el exterior en una forma. 

 

- Desde fuera observo: ¿con qué criterios elijo mi estilo, qué colores predominan en mi armario, qué imagen proyecto? Y me dan información de cómo está mi mundo interno.

 

¿Cuál es la finalidad de todo esto? Aprender a utilizar el lenguaje estético de forma que refuerce positivamente nuestras cualidades y romper con los estereotipos.

 

Os planteo varios ejemplos: 

 

¿Por qué una novia tiene que ir vestida de blanco? 

¿Por qué hay que vestir  de traje a una entrevista de trabajo?

¿Por qué las mujeres utilizan tacones?

 

 Yo tengo mis repuestas, pero me gustaría que tu hicieras una reflexión, para encontrar el por qué y para qué de cómo te muestras al mundo…

 

Si te ha surgido alguna inquietud  que te apetezca comentar o compartir deja un comentario  o puedes ponerte en contacto conmigo en info@specialthinkgs.com.