Veganismo

Hace tiempo que sigo en Instagram algunas cuentas y perfiles que hablan del veganismo. Entre ellas la de mi amiga Izaskun. Aunque he leído e investigado algunas cosillas por mi cuenta, me apetecía charlar un día con ella y que me contara de primera mano su experiencia y me transmitiera su pasión por esta corriente, ahora en auge, pero que lleva en marcha desde 1940.

 

La definición en la wikipedia es la siguiente:

El veganismo (del inglés veganism)[a] es la práctica que rechaza la utilización y consumo de todos los productos y servicios de origen animal. A quien practica el veganismo se le llama vegano o vegana.[2] El término «veganismo» fue acuñado en 1944 por Donald Watson, con el objetivo de distinguir el vegetarianismo simple (no carne) del vegetarianismo estricto (ningún producto de origen animal, incluyendo leche, huevos, miel y ningún producto que los contenga) por razones éticas.[3]

*Más tarde aparecieron otras definiciones.[4] [5]

 

A esto, Izaskun añadió que el veganismo es mucho más que la elección de no comer alimentos de origen animal. El veganismo va mucho mas alla de un estilo de vida, con el veganismo se adquiere, además, la responsabilidad de un consumo ético y libre de maltrato, ya sea animal, humano o medioambiental.

 

Esta definición me pareció mucho más completa e interesante y me aporta más compromiso con la vida que las teorías especistas que intentan calibrar que especies son de mayor valor o importancia.

 

Al final, los ecosistemas se sustentan en el todo, no? No podría existir una especie sin otra, o por lo menos eso es lo que nos intentan enseñar en el cole...

 

Hecha esta pequeña y esquemática introducción comparto las explicaciones y reflexiones de Izaskun que intentaron dar respuesta a algunas de mis dudas e inquietudes respecto al tema.

 

En lo primero que coincidimos a la hora de abordar el veganismo, fue que es muy fácil y al mismo tiempo muy complejo. Por que, en realidad, la industria y la sociedad no está del todo preparada para realizar un cambio 100% vegano. Ella me comentaba que después de ver un documental que le cambió literalmente la vida lo primero que hizo fue cambiar su alimentación, pasó de una alimentación omnívora a una alimentación vegetariana estricta (vegana) de la noche a la mañana. También me confesó que los 6 primeros meses se mantuvo en un estado de tristeza, culpabilidad e impotencia por no haber descubierto antes el Veganismo. Cuanto mas se informaba, mas entendía que practicar el veganismo en todas las áreas de su vida era muy complicado porque se utiliza la vida animal para crear ropa, cosmética, productos de limpieza, fármacos, móviles etc, etc, etc.

 

Así que, las dos llegamos a la misma conclusión y comentamos que aunque es difícil llegar a todo por falta de información, capacidad, tiempo y economía, merece la pena comprometerse y hacer hasta donde uno puede llegar. Y con ese pretexto, Izaskun, se lanzó a crear una cuenta en Instagram “peace_lOve_vegan”, con el objetivo de difundir su experiencia, conocimientos, recetas e investigaciones en el ámbito de la alimentación vegetariana estricta (vegana).

 

Una de las primeras cosas que le pregunté fue cómo se podía empezar a practicar el veganismo.

 

Y ella me respondió sin dudar:

“Para practicar el veganismo sólo tienes que encontrar un motivo”.

Tu motivo, ese que le de sentido a lo que haces.

Después me aclaró que principalmente son tres, y que a cada persona le mueve el que para ella, es el más importante. "sin un buen motivo es muy fácil abandonar la causa”

 

Por un lado está la ética y la protección de los animales. (El estado y condiciones de los animales en naves, granjas y piscifactorías...)

 

Por otro la sostenibilidad y el cuidado medioambiental. *en este punto Izaskun sacó un libro que tenía subrayado y me citó datos sobre la industria cárnica. Datos alarmantes sobre la deforestación para cultivos, emisiones de gases, contaminación, etc, etc.

Y en tercer lugar la Salud. (Hormonación, cáncer, genética...)

 

Cuando hablamos del proceso y cómo interiorizar todos esos nuevos hábitos, subrayó que es un proceso lento, a veces frustrante, pero que cuando haces el cambio de chip no hay vuelta atrás. También me transmitió que todo lo que ha hecho en esta última etapa de su vida, ha merecido la pena porque se siente más libre y coherente con sus ideales y que ha conocido gente maravillosa por el camino.

 

La clave, para Izaskun: información y planificación.

Me explicó que como en todo, hace falta dedicación y tiempo pero que la dieta vegetariana estricta (vegana) puede ser completísima, divertida, muy amplia y no necesariamente más cara. De hecho, en su Instagram, peace_lOve_vegan publica todo tipo de recetas, “normales”, sencillas, caseras, nada rebuscadas y muy fáciles de aplicar en el día a día.

Sólo hace falta conocer los alimentos necesarios para llevar una dieta equilibrada y poder sustituir las fuentes de proteína. Que por cierto, hay muchas.

 

Después de un buen rato, muy entrañable, gratificante y enriquecedor para terminar, le dije que no había sido capaz de ver el documental que me recomendó, le expliqué que no me sentía preparada para ver algunas cosas... Ella me miró y afirmó con una gran convicción:

 

-Nunca se está preparado para ver o vivir ciertas cosas pero...

 

Es necesario conocer la realidad